El PEPP es un producto de ahorro para la jubilación a largo plazo, con garantía de capital, transparente y rentable, “que ayudará a llenar el vacío de pensiones en Europa”. El Plan podrá trasladarse entre los diferentes países de la UE.
La propuesta de la Comisión Europea promueve un PEPP con potencial de alcanzar las tasas de reemplazo requeridas en beneficio de los futuros pensionistas de la Unión Europea.
El PEPP aportará la flexibilidad necesaria para atender un mercado de trabajo europeo caracterizado por carreras cada vez más poco convencionales y una mayor movilidad de los trabajadores entre los distintos países. Además, el PEPP “será una poderosa herramienta para permitir importantes inversiones a largo plazo”.
Gabriel Bernardino, presidente de Eiopa, ha declarado: “La propuesta legislativa de la Comisión Europea es un paso enorme y concreto para llenar el vacío de las pensiones en beneficio de los ciudadanos europeos. El PEPP proporcionará a los ahorradores en pensiones un producto fiable para alcanzar una pensión adecuada. Además, el PEPP desplegará todo el potencial del mercado de pensiones para lograr mejores resultados para los consumidores a través de una competencia leal. En el futuro, Eiopa está dispuesta a desempeñar un papel clave en el logro de una supervisión de alta calidad y coherente para garantizar la confianza de los ciudadanos europeos en el PEPP. ”
Por su parte, Michaela Koller, directora general de Insurance Europe, comentó: “Europa se enfrenta a un desafío sin precedentes, ya que menos trabajadores y más jubilados suponen una presión significativa y creciente sobre los sistemas de pensiones públicos. Una forma de hacer los sistemas de pensiones más sostenibles es aumentar el ahorro para la jubilación de los individuos y la propuesta del PEPP complementa las iniciativas nacionales existentes que animan a la gente a ahorrar. En un escenario ideal, también podría incentivar a los Estados miembros sin un sector privado de pensiones para hacer frente a esta brecha. A primera vista, Insurance Europe acoge con agrado algunas de las características del PEPP, como la opción de inversión por defecto que garantizaría la protección del capital para los ahorradores. También se congratula de los esfuerzos realizados por la Comisión para convertir el PEPP en un verdadero producto de pensiones a largo plazo. Esta naturaleza a largo plazo es clave para permitir la asignación de fondos a inversiones a largo plazo que puedan ofrecer buenas pensiones a los ahorradores y ayudar a financiar el crecimiento, de acuerdo con los objetivos de la Unión de Mercados de Capital. Insurance Europe también apoya las iniciativas de la Comisión en favor de un acercamiento más digital a la provisión de información”.
Por último, AMICE, la patronal de las mutuas de seguros europeas, ha acogido también con satisfacción la propuesta de la Comisión Europea del PEPP. AMICE ha participado estrechamente en el desarrollo de esta iniciativa y considera que el sector asegurador, y en particular el sector mutualista y cooperativo, es un socio natural de los ciudadanos europeos para ayudar a garantizar su seguridad financiera a largo plazo.
Sarah Goddard, secretaria general de AMICE, dijo: “Europa se enfrenta al desafío del envejecimiento de la población que ejercerá una presión cada vez mayor sobre los regímenes estatales de pensiones. La provisión de un producto de retiro simple y transparente como el PEPP proporcionará una mejora significativa a los productos de pensiones existentes y ayudará a proteger los medios de subsistencia futuros de las personas, y las aseguradoras mutuas y cooperativas pueden proporcionar una solución natural y fuerte para una relación de por vida.
AMICE aboga por ciertos tratamientos dentro del régimen propuesto, incluyendo una opción de inversión por defecto en un PEPP con varias opciones alternativas, portabilidad dentro y entre Estados miembros, una gama de canales de distribución para el PEPP, límites en el cambio y la fase de desagregación.